31 de diciembre de 2010

Ni si quiera el tiempo va a poder cambiarme, siempre seré la misma, esa misma que sorprende cada día.




I wanna be forever young!

30 de diciembre de 2010

Y por un momento, decides frenar, y te paras detenidamente a pensar, por una vez.Y recuerdas el pasado, lo que has vivido, todos los momentos que ocuparon tu vida, los momentos en los que la felicidad afloraba tu piel y se convertía en tu primera sonrisa, las lágrimas derramadas, esas lágrimas que ahora te preguntas por qué derramaste, y piensas en él.
Y te das cuenta de que no lo echas de menos, no de la forma en la que cree la gente.No te levantas llorando, ni te acuestas pensando en él, tampoco quieres desaparecer del mundo porque él no esté a tu lado...No.
Te das cuenta de que no le echas tanto en falta como creías aquel día, quizá los primeros días fueron complicados, pero los que le siguieron dejaron de serlo.Te das cuenta de que él ha sido la variante enloquecida de tu vida.Que cada mañana te levantas sonriendo, al ver su foto en la pared.Si, de vez en cuando te preguntas por qué os separasteis, pero no por mucho tiempo.Te das cuenta de que las cosas pasan, de que cuando menos te lo esperas, cuando no planeas tu vida, alguien aparece y te la cambia por completo.Reconoces que él ha tenido que ver en todo aquello, que te ha devuelto la sonrisa, y porqué no,la vida y la ilusión.Te das cuenta de que todos los recuerdos perfectos residen alli; un beso, una mirada, un roce entre pieles, una camiseta mojada, una piscina, un parque de atracciones, una lluvia torrencial, un te quiero susurrado, desenfreno en cualquier sitio público, sonrisas...Te das cuenta de que es el único hombre que no te ha echo llorar, el único que ha estado allí, no por mucho tiempo, pero si incondicionalmente.Y recordando todo eso, caes en un pequeño error, un pequeño, pero dulce error : El amor si existe. Tras mucho tiempo sin creer en él, tienes la certeza de que así es.Que existe, y esta allí, esperándote; a la vuelta de la esquina, en un autobús, en la parada del metro, o a tomar por el culo del mundo, a 1000 km de la civilización.
Sonríes en secreto, cuando tus amigas quieren una historia como esas, como la de los libros del grande : Moccia.Quien un Step,uno de esos tipos raros, totalmente diferentes al resto de especímenes humanos que todos conocemos, todas quieren una historia interesante que contar, un amor al que recordar, el recuerdo del primer amor, con una historia digna de publicaciones en libros, digna de un Best-Seller.
Y tu sonríes para tus adentros, porque eres feliz, tú has tenido esa historia.Esa historia que llevas escribiendo poco a poco, en un par de folios usados, esa historia, tú historia, vuestra historia.Esa que no esperas que vea la luz, sino esa que de vez en cuando, al leerla, te haga seguir adelante.Esa historia digna de una película en Hollywood.
Porque no te da pena recordarlo, es mucho más fácil recordar un dulce pasado, que pensar en un oscuro futuro.Porque sabes que esos recuerdos están allí, quizá no sea para siempre, pero de momento lo están, y si alguna vez tu mente quiere borrarlos, siempre estarán allí en tu carpeta, esa historia perfecta, preparada para ser leída.
La gente quizá sienta pena de mi, y crean que mi felicidad se fue con él, pero no es así.Él me ha devuelto la ilusión por la vida.Gracias a él la felicidad volvió a sonreírme...
Debo de estar loca, pero algo dentro de mí me hace que crea ciegamente en el destino.El destino se encargará de colocar cada cosa en su sitio, y dentro de mí, todavía hay una llama que se niega a apagarse, una llama a la que la gente llama esperanza,pero a la que yo llamo la fuerza del destino.Porque hay algo dentro de mí, que me dice que la historia no ha acabado.Algo que nadie puede sentir, algo que ni si quiera se porque lo siento, si suena tan surrealista, pero tantas veces he seguido a mis sensaciones, que me han echo ver la realidad, el destino me ha salvado de tantas malas pasadas...que no me queda otra más que confiar ciegamente en él o en ella.Porque nadie dijo que fuese fácil la espera,pero nadie tampoco me dijo nunca que la felicidad la cual ocupa cada uno de los momentos de nuestra vida, es directamente proporcional a la intensidad con la que la vivimos.





Éramos tan diferentes, tan opuestos...que lo nuestro habría sido un éxito asegurado.

Lo siento chico, algún día pensé que quizá serias lo que quería.Pero estaba equivocada.Eres demasiado bueno, si en efecto, no busco un chico que tenga miedo de preguntarle a sus padres si puede salir a dar una vuelta, tampoco quiero un chico que le tenga miedo a vivir libremente.No quiero pasteladas al oído, ni tardes en el cine.Ni que tenga miedo a decir lo que piensa, tampóco ninguno de esos que no tiene algo que realmente le apasione.Necesito otro tipo de persona.Alguien que me lleve hasta las nubes, que me haga ser libre.Que me coja de la mano y me susurre al oído que quiere fugarse conmigo.Alguien que me haga sentir viva, y ese no eres tú. Lo siento.

29 de diciembre de 2010





Tormenta de verano en Madrid, y lluvia en las persianas...

Tengo ganas de  .


Ho vogila di te.


Es hora de marcharse.Cada uno se apresura hacia sus cosas en una carrera, y depronto empieza a volar una toalla, un móvil que hay por ahí perdido, una cámara con un momento inmortalizado, un paquete de Ducados que intentan secuestrar... y así entre risas, cada uno recoge sus cosas y se acercan inconscientemente hacia la puerta.
Nadie la abre, todos esperan que algún alma caritativa, la abra para que todos puedan pasar sin problema.
Y aparece él, con la toalla sobre sus hombros, sujeta la puerta con una sonrisa, mientras todos pasan; uno, otro, otro, el de más allá.... y ella, que siempre es la última, siempre.Quien sabe, quizá lo haga a posta, dicen  que lo mejor siempre se guarda para el final ¿no?
No le hace falta agacharse para poder pasar por debajo del arco que dibuja su brazo.Y cuándo ella está allí debajo, él la mira, y ella se da cuenta, y se apresura para robarle un beso, que él no puede negarle.
Como si esa puerta tuviese en la parte superior un muerdago de esos que hay en Navidad, de esos que cuando estas bajo ellos, no puedes decir mentiras, tu corazón se abre inconscientemente, y dicen que los besos que se dan debajo de esa planta minúscula, son siempre los verdaderos...


Él cierra la puerta tras su pado.Ambos miran en sentidos opuestos, el grupo se ha separado, cada uno va por el camino que le lleva a casa...
Y ellos dos se miran,se acercan lentamente...ella rodea su cintura con sus brazos, y el le roba otro beso, pero este, mas amargo que el anterior.Los dos se susurran un 
"hasta mañana", mientras que sus caminos, inexorablemente, se separan.
Pero ambos saben que mañana no se veran, ni pasado, ni al otro, ni dentro de un mes, ni de dos...es más, pueden que no se vean nunca.Sus caminos han decidido separarse, el verano ha tocado su fin.Y en menos de 24horas, ella, cojerá un tren que les separará para siempre....


Quien sabe, quizá debamos confiar en el destino.

28 de diciembre de 2010

Van caminando, no muy alejados el uno del otro.Ella con una camiseta negra palabra de honor que deja al descubierto su espalda, cruza los brazos sobre su pecho.Él despreocupado, con las manos en los bolsillos, visiblemente nervioso. Ningún tema de conversación en el ambiente, solo nerviosismo, y alguna que otra sonrisa difuminada.Él se acerca delicadamente a ella, y pone su brazo sobre el cuello de ella.Ella sonríe, y siente un escalofrío.
-Habrá que solucionar esto...-dijo él.
Ella, se limita a sonreír.Llegan a una casa, y se cuelan en el jardín, justo en la parte trasera de la casa.
El sol ilumina su sonrisa, es todavía más bonita de lo que había pensado, grande, como a ella le gustan.
El jardín está en cuesta, y él se sitúa en la parte más alta, y ella en mitad de la caida.Todavía parece más pequeña de lo que es.
-Me has producido un gran dolor de cabeza ¿sabes?.-dice, mientras ella mira al suelo.-No sé porque pensaste eso... si dije que queria algo contigo, era porque lo queria contigo, no con nadie más.Me da igual que pienses que las demas son mejores que tú...yo no lo pienso.-terminó.
Ella valientemente, sube la cabeza y lo mirá,guiña un ojo por culpa del sol.
-¿Te ha quedado claro?-pregunta.
-Si...claro, pero yo soy así, no puedo evitar pensarlo, siempre me dejan por otra.Y tú...tú, eres demasiado.-se atreve a susurrar.
-Pero, yo ya he dicho que quiero estar contigo, no con ninguna otra.Y ahora todo aclarado...¿que?
Ella sonríe, se acerca a él decididamente, sujeta su cara entre sus manos, se pone de puntillas y comienzan a besarse.
Entonces él para, y se separa de ella dulcemente.
-Por favor, ponte tu aqui arriba...que si me agacho tanto me duele el cuello.-dice entre risas.
Y los dos se dejan contagiar por esa risa, ella sabe que es pequeña, pero no puede cambiarlo, y él sabe que aunque no sea la mujer mas alta del mundo, es una chica especial.


Tras unos minutos de desenfreno, y pasión, a punto de caer rendidos en el cesped...vuelven juntos de camino a casa, pero esta vez abrazados.Él, la besa en la cabeza, y ella sonrie.
-No somos novios, ni nada por el estilo,  no quiero nada de ir de la mano, ni tonterias, ¿ de acuerdo?.-dice ella tajantemente.
-De acuerdo, ¡a sus ordenes mi sargento!.-dice él entre risas, adora su caracter.-Pero dejame decirte, que si ganamos este partido, habrá sido el día perfecto.


Y ella no sabia, que ese dia habia crecido algo nuevo , y que en un par de días, estarian locos, el uno por el otro.
Ya es tarde.Me encuentro a cuatro horas en coche de tu casa,a una hora y media en tren,a cinco días a pie de tu cuerpo, a ocho horas de avión  desde la parte de atrás de aquella casa donde nos dimos nuestro primer beso y lo mas triste esque estoy a años luz de alcanzar la felicidad.Porque cada vez que me fumo un cigarro, respiro una calada de recuerdos.
Ahora cerremos los ojos y pensemos que el universo gira alrededor de nosotros, porque ¿me quisiste,verdad?


Y es ahí cuando toda la verdad queda al puto descubierto.Cuándo comprendes que todo tiene un principio, y también un final, que nada es eterno.Que nada va a estar allí eternamente, sólo nosotros mismos somos nuestros propios compañeros de viaje mas fieles.
Todo fluye, nada permanece.
Y te das cuenta que ni si quiera el amor es eterno. Que ni si quiera tus padres se quieren como el primer día, que han caído en una estúpida y monótona rutina. Porque las historias de amor no duran mas de siete años, y la crisis comienza ya en el sexto, cuando sientes que algo se ha esfumado, que la magia a desaparecido. Y sólo encuentras dos soluciones, o destruir aquello que ha costado construir, o esperar a que llegue una mano invisible y te devuelva la ilusión. Esa misma ilusión que hacia que sintieses las dichosas y famosas mariposas en el estómago cuando te acordabas de él, o de ella.
Y sientes que todo es mentira, que no merece la pena vivir, porque todo es una mentira, y de todo tiene la culpa el tiempo.
Te acuerdas de aquella historia que te contó tu amiga de que su novio le habia jurado amor eterno, que le había llevado un ramo de rosas rojas, y que jamás habia sentido nada igual por alguien…y también te acuerdas de el dia en el que te llamo llorando, porque el maravilloso cuento había terminado.
Y te paras a pensar, y llegas a la conclusión de que quizá la soledad no sea tan mala,porque llegados a este punto, tu misma, eres la única que no te vas a fallar nunca.
Quizá sea mejor querer a alguien en secreto, sentir esas putas mariposas cada vez que lo ves, o la ves…quizá sea mejor que nunca encuentres el verdadero amor, quizá sea mejor no poner ninguna fecha de ningun tipo, porque siempre que le ponemos una fecha y una etiqueta al amor, olvidamos que también llegará un día que tenga su propia fecha de caducidad.Y es entonces cuando deseas que nadie se enamoré de ti, cuando no quieres que suceda ninguna historia entre tú y otra persona.Es entonces cuando prefieres llamarlo amigo, y dejarlo ahí, pararle los pies, y optar por la soledad.

Pero entonces aparece su foto entra las páginas de un libro, y sonries como una estúpida.
Y te das cuenta de que la gente está demasiado equivocada, que las historias largas no son las mas intensas, jamás lo serán.Recuerdas esa época de tu vida, cuando sabías y conocias la fecha de caducidad.Y hacias que cada día fuese diferente, que cada momento fuese uno distinto, especial, llámalo como quieras, pero jamás os invadia la rutina.No te hacia falta pasar horas metida en el ordenador para hablar con él, ni nada por el estilo, te bastaban unos minutos para recuperar la sonrisa.
Y es ahí cuando entiendes que lo salvaje es siempre lo mejor.
Que no te hacen falta 365 días, ni cuatro, ni si quiera cinco meses para saber que has encontrado eso que estabas buscando…en un puto y miserable día todo puede cambiar, absolutamente todo.
Y cuándo todo está perfecto, vuelve el invierno.
Y te encuentras sóla, otra vez, escribiendo otros de esos estúpidos textos que después nadie lee, pero eso te da igual, solo escribes para sentirte mejor contigo misma, para explicarle a una puta máquina llena de circuitos como te sientes mientras de fondo suena un : 
I wanna be forever young.
Porque las cosas son así, eres consciente de que no lo has pasado mal por él, que no has llorado por él en ningun momento, que solo has llorado por las cosas que has pasado, las cosas buenas.Y ahí te das cuenta de que las cosas pequeñas son las que hacen la vida, porque no hace falta que nadie te haga un monumento, ni que te compre una casa, ni si quiera que te regale una caja de bombones gigante, con una simple foto sonriendo es suficiente.
Porque la gente se empeña es creer que las cosas grandes son las importantes, cuando realmente los pequeños momentos, son los que hacen que nuestra vida merezca la pena.

27 de diciembre de 2010

Y nuestro cuerpo, es el único método a través del cual podemos prever futuros cambios.Sí, lo sé suena raro, pero así es.Quizá sea culpa de esas proteínas receptivas que están en nuestras células que se encargan de captar  los estímulos producidos en el exterior para comenzar a hacer sus modificaciones internas que desencadenan en el anabolismo o cualquier otro proceso extraño, lejano para mentes no preparadas científicamente.
Sea como sea, nuestro propio cuerpo nos avisa de que se va a producir un gran cambio para nosotros, uno de esos cambios que te cambian la vida.
Todo comienza como un día normal, no hay nada especial en él, ni tampoco aparece en tu cuerpo escrito ningún letrero que ponga: ¡Eh, atenta! nada de eso, son unas pequeñas sensaciones, tan pequeñas que no somos capaces de captar por aquello de que pasamos por alto las pequeñas cosas , pero que con el tiempo te das cuenta de que son las culpables de ese gran cambio.
Esas pequeñas cosas, aparecen en los libros que tenemos sujetamos entre las manos, esos libros que nadie nos ha obligado a leer, pero que ellos mismos nos obligan a terminar lo más rápido posible.Esos libros, están repletos de frases, que sin saber muy bien por qué se cuelan en tu mente, se deslizan por tu mano hasta algún bolígrafo y quedan plasmadas en tu agenda, en la pared de tu habitación, en cualquier papel que caiga en tus manos...frases como:

Aún no sé quien eres, pero tengo ganas de tí.

Frases que te hacen pensar, que no sabes por qué, están ahí, y han aparecido.Y por más que quieras no se borran.Frases que tras un tiempo quedan ahí, perdidas, porque no las recuerdas.
Y es entonces, cuándo lo entiendes todo.Cuándo entre un centenar de personas, en una fila desastrosamente ordenada, lo vés.Y tu corazón da un vuelco,como si te pusiesen boca abajo.No sabes porqué pero no puedes dejar de mirar.Te escondes entre las cabezas, buscando un mínimo resquicio por el que poder mirarlo sin ser descubierta.Y es entonces, cuando tu mirada se cruza con la suya.Y crees ver, que su espléndida sonrisa deja de dibujarse, para poner una cara de sorpresa, de esas que todo el mundo ponemos cuándo encontramos lo que estamos buscando.Y en ese momento no se te ocurre otra cosa, más que tirar todo lo que tienes en las manos, para buscar una escusa y tirarte de cabeza al suelo para evitar lo inevitable : que vea que le estabas mirando.
Cuando recuperas el control de tú vida, y recoges todo lo que has tirado, te levantas.Y vuelves a la carga, pero no lo encuentras.Tus pasos se pierden entre la gente, levantas la cabeza hasta alturas indeterminadas, pero ni un rastro de él.Tu sonrisa se desvanece.Pero de nuevo esa sensación, esa sensación de que el puto mundo se para, que todo va a cámara lenta, esa sensación de que no existe la aceleración...Una extraña sensación, estas mirando en la dirección equivocada.Y gracias a una mano inocente, culpa del caprichoso destino, se vuelve.Exacto, allí está, justo detrás de tí.
Y es entonces cuando sabes que todo va a cambiar, cuando por fín le encuentras sentido a esa frase que lleva tres meses metida en tu cabeza.Y sabes que a pesar de que desconoces su nombre, que no tienes ni puta idea de los años que tiene, y que ni si quiera sabes si te estaba mirando, o estaba mirando a una idiota que estaba haciéndole una radiografía a conciencia, sabes que nada va a ser lo mismo.Que las cosas han cambiado, que algo nuevo se ha activado, que la felicidad te ha encontrado, y descubres que ese camino, es el comienzo de uno nuevo.
Ese momento queda marcado en tu cabeza,el momento,el principio de ese camino, aunque halla durado tres segundos y medio, parece que ha durado años.
Y si creías que aún tenias alguna esperanza para escapar, cuándo te susurra su nombre mientras te da dos besos, te parece el nombre más divertido, inteligente, culto y atractivo del mundo, aunque no hallas entendido una puta mierda de lo que te acaba de decir.

Págame un café,
invítame a las estrellas... 
A más de mil metros de altura, siete horas sobrevolando el inmenso océano y esa frase que sigue resonando en su cabeza: << Ella, ya no está >>.Y es cierto,ella no está.Y de pronto el miedo le inunda.
Tiene miedo de volver a pisar su ciudad, y no reconocerla, de que aquellas calles en las que creció se hallan transformado en un simple bloque de asfalto sin ningún valor sentimental para sus viandantes.Tiene miedo de salir a pasear y chocarse con ella, que no le mire a los ojos y se limite a susurrar un : lo siento, a causa del golpe dado.Tiene miedo de salir en su busca y que ella halla huido, sinceramente, espera que halla ido a buscarle.Tiene miedo de que las cosas hallan cambiado, de que ella halla cambiado, de que ya no quede nada de esa chica jóven, y despreocupada, tiene miedo de verla sonreír de la mano de otro, de que sus ojos azules hallan sido sustituidos por el gris y que su juventud halla quedado apagada, como una vela en pleno mes de Diciembre.Tiene miedo de cruzarse con ella, y no saber que es ella.Pero realmente tiene miedo de ser el único que ha cambiado.De ya no ser ese mismo águila libre, con el pelo a merced del mundo.El mismo tipo de aspecto duro, que solía sujetar un Marlboro sin filtro entre sus labios, mientras su mano derecha buscaba un zipo robado en su chaqueta de cuero negra.Ese mismo que aceleraba  con las Ray-Ban sobre su mirada penetrante, de 0 a 100 en su harley trucada, escapando de la estupidez humana.Tiene miedo de no ser ese tipo enfadado con el mundo.Tiene miedo de haberse echo mayor, y haberse olvidado de las cosas pequeñas.Y en ese momento decide mandar a tomar por el culo a las azafatas y a los controladores aéreos.Coje un Marlboro y lo enciende.Se coloca sus Ray Ban y sube el cuello de su chaqueta de cuero desgastada por el tiempo, y se prepara para dar los buenos dias a la ciudad eterna.Nada ni nadie podrá cambiarlo, núnca.



Y de pronto sucede.Te das cuenta de que nada es lo mismo.De que el pasado es pasado y no va a volver, que lo que dijiste ayer va a quedar escrito a fuego en ese papel al que llaman "tu vida".
Que nadie piensa en el mañana, que sólo viven el presente, ni si quiera piensan que puede pasar dos segundos después de haber cruzado ese semáforo en rojo.Lo hacen y ya está.Porque la vida nos obliga a vivir deprisa, acelerando de 0 a 100 en dos segundos, sin pensar en las consecuencias, porque sabes que algo ha cambiado, tú has cambiado.
Quizá vaya siendo hora, de soltar el freno y pretar.Si, desgastar el acelerador.
¿No crees?



26 de diciembre de 2010


  • Cerca, una águila real, esculpida mucho tiempo atrás, seguramente ha visto al culpable pero no hablará nunca. Algo más abajo, como un peque- ño aguilucho protegido por las rapaces garras de mármol, está sentado él. El pelo corto, casi a cepillo, rebajado en la nuca como el de un marine y una cazadora Levi’s de color oscuro. El cuello levantado, un Marlboro en la boca y las Ray-Ban en los ojos. Aspecto de duro, aunque no lo necesita. Tiene una sonrisa pre- ciosa, a pesar de que son pocos los que han tenido oportunidad de poder apreciarla.

3msc- Federico Moccia

Porque la felicidad la cual ocupa cada uno de los momentos de nuestra vida, es directamente proporcional a la intensidad con la que la vivimos.


Vivir una vida llena de adrenalina.
Porque la felicidad la cual ocupa cada uno de los momentos de nuestra vida, es directamente proporcional a la intensidad con la que la vivimos.
No podemos sentarnos a esperar a que algo acelere las cosas, a que algo cambie  nuestras vidas.Si nos sentamos a esperar, pensando en el pasado, previniendo el futuro y olvidándonos de hoy, sólo conseguiremos que nuestra felicidad esté en unos niveles mínimos, en los que las sonrisas sólo serán parches contra la infelicidad.Porque la vida, es aquello que ocurre mientras tu tratas de hacer otra cosa.
Si vivimos al límite,  olvidándonos de lo que pasó ayer, aceptando que el pasado nunca vuelve, que lo único que realmente importa es el presente, si arriesgamos al máximo siempre, si no nos quedamos en casa, escondiéndonos bajo las sábanas, viviendo con miedo, evitando que nuestro aire se contamine con los malos sentimientos que abarrotan la sociedad...si salimos a buscar eso que llevamos buscando desde hace tiempo, si salimos luchando como leones,en busca del trofeo, esperando que nuestra vida cambie.
Luchando por no acabar sola, amargada, lamentándonos por no aver luchado todo lo que pudimos en su día.... entonces, y sólo entonces, nuestra felicidad alcanzará los niveles máximos en la historia de nuestra vida.
Porque algo aparecerá, tarde o temprano, algo aparecerá, y cambiará todo.Sólo tenemos que estar atentos, para no dejar escapar ese momento, nada más.



25 de diciembre de 2010


Sé que la próxima vez que te vea, no me aguanto las ganas y me como la noche en tu piel si me dejas.

24 de diciembre de 2010

Morir o amar, mucha razón es que se escoja por mejor aquello que en sí lo es.

La Celestina- Fernando de Rojas.
Que no hay una mentira más grande que la Navidad.


ODIO LAS PUTAS NAVIDADES.
 ¡Las subordinadas pueden conmigo!

23 de diciembre de 2010

Es una sensación extraña.Sentir que de momento aquí, donde estas en estos momentos eres feliz, pero algo dentro de tí te dice que no siempre va a ser así.Que este lugar no te pertenece, tienes la sensación de que pertenecerá a tu pasado, pero que tu verdadero lugar se encuentra en otro sitio.
Que cuando paseas sola por la ciudad las luces no se compenetran a la perfección con tus pasos sobre el asfalto,tienes la sensación de que hay otro lugar donde todo brilla más, donde tu sonrisa jamás se borra, un lugar que si es para ti, un lugar donde las calles cuentan historias, cada rincón tiene su historia y su melodía.
Cierras los ojos frente al río y te dejas llevar, sueñas que paseas por esas calles, que ves a gente que no conoces pero que te sientes feliz por cruzarte con ellas,aunque sea para decir un lo siento.Te dan ganas de cometer una locura, de salir corriendo de allí , llegar a casa hacer una maleta con 2 camisetas cargarla en tu hombro e ir a por un tren que te lleve a tu destino, a la ciudad eterna.
Que sabes que jamás podrás dejar de luchar por ese sueño, que sabes que aunque tengas noventa y nueve años y sea tu última hora de vida, la querrás gastar en un viaje a Madrid, aunque sea por volverla a pisar.
Que cada uno tiene un lugar en su vida, yo no he elegido esa ciudad, ella me eligió a mí.Desde aquel día que la pisé por primera vez, ese día de Enero, dónde las luces de la Gran Vía me cegaron, ese día en el que pisé la nieve...Esa ciudad eterna que está tatuada en mi cabeza.Que nada me hace más feliz que sus calles y su gente.
Esa luz que desprende, ese brillo que ciega mis ojos, esas calles que huelen tan bien, esa sonrísa que ocupa mi cara al pisarla...la belleza de sus edificios.El palacio real y sus jardines, el sabor de los barquillos, preciados en plenas rebajas, su gente feliz, teatros y mas teatros, universidades, plazas, y plazoletas, coches y limusinas, toda ella es perfecta.
Que cualquiera diría que estoy loca, pero esa ciudad me ha elegido a mí.Y no quiero evitarlo.
Madrid es Madrid.Y cada día que paseo por las calles de Zaragoza, imagino como la sonrisa aparecería en mi cara, si estuviese en la capital.



Eterna ciudad, Madrid.
Esta vida no va a durar para siempre, por lo que pienso seguir aquí sentada esperando, porque los amantes están destinados a encontrarse.Yo sé que te he visto antes, que nos hemos cruzado por la calle, o que te he visto en mis sueños, porque cuando el cielo se pone oscuro y hace frío siento que alguien me abraza hasta que sale el sol.
Las noches se vuelven oscuras, y no sé porque hacemos todo tan complicado, con lo fácil que resulta todo, cuando sabes esperar.Por ello sé que algún día aparecerás sino, saldré a buscarte.
Sé que en algún lugar alguien estará cansado de estar solo, y deseará darme la mano y abrazarme. Déjame encontrarte, para que podamos ser todo lo que deseamos.

No pido ningún chico recién salido del gimnasio ni que tome cinco pastillas de anabolizantes al día, ni ningún chico que pertenezca a la alta corte, de esos que llevan traje todo el día y llegan a usar tres tipos de tenedores distintos en la misma comida, o de esos que no beben de la botella cuando van de botellón por que eso no lo dicta el protocolo de comportamiento para ser un buen ciudadano civil.Yo sólo pido un chico que juegue a fútbol.Que no sea ninguna estrella del balón, uno de esos que lo dan todo en cada partido, que se dejan la piel en el campo uno de esos que se revuelcan por el suelo buscando un gol,esos que sienten el color, y luchan por su equipo aunque vayan en el último puesto de la liga, esos que sudan la camiseta por abrirse un hueco entre los demás.
Tampoco pido ningún príncipe azul,que me venga a buscar en un caballo dorado, o un pony rosa, o en una limusina en su defecto con un ramo de rosas negras a mi ventana a jurarme amor eterno.Sólo quiero un chico que venga a buscarme a casa que media hora antes de quedar esté mirando el reloj impaciente esperando a que baje por las escaleras y mi mirada se cruce con la suya por el cristal de la puerta.Que me repita cada día que cuando apruebe el carnet de moto yo seré la primera en probarla, que nos subiremos en ella a las 12 de la noche, e iremos a velocidades prohibidas actualmente surcando las luces de la ciudad abrazada a su chaqueta de cuero.
No quiero ningún chico que me lleve a ver estrellas por la noche con una manta tirada en el suelo, ni que me llame todos los días para mantener la tipica conversación de besugos, cuelga tu, no cuelga tu, yo te quiero más no, yo te quiero mas...tampoco quiero que me mande un mensaje cada hora diciendo que soy lo mejor de su vida, ningun mensaje empalagoso con un Eres genial o un quedamos, me conformo, más que suficiente, ni te quiero, generalmente cuando en un mensaje no ponemos te quiero es porque tenemos miedo de expresar a esa persona lo que sentimos, eso es lo que mola.
Sólo necesito alguien que me haga hacer cosas raras, de esas que la gente dice...ahí van dos locos.Esas risas por la calle, esos empujones que hacen decir a la gente mayor: esta juventud de hoy en dia no tiene solución, porque es así, no tengo solución.
Alguien que eleve al cuadrado en mi  esa sensación de liberar adrenalina que consiguen hacer las montañas rusas.Alguien que me tape los ojos con la mano, y me lleve a un descampado donde podamos comernos  a besos hasta quedar protegidos por la luna.Uno de esos que me haga cometer locuras hasta no saber si estoy en mi casa , o en la suya.Alguien a quien subir a tientas en la noche a casa.Alguien con quien de vez en cuando dormir abrazada,alguien a quien llamar inconscientemente cuando tenga un problema, alguien con quien tomar un café sin darnos la mano, solo riendo.Alguien que no tenga mi nombre tatuado, pero que me pertenezca. Uno de esos con los que la sal del tequila saben mejor en sus labios.Uno de esos que no son tu marido,ni tu novio,ni siquiera una fecha en el calendario.Alguien que me lleve al séptimo cielo con solo rozar mi cuerpo.Alguien con quien fugarme sin dar explicaciones, alguien con quien una copa sean dos, y la tercera se convierta en un baile, y el baile se convierta en una escapada con quien esconderme bajo el edredón.


21 de diciembre de 2010


¡VIVAMOS! Y no me preguntes el por qué.

20 de diciembre de 2010

Hoy pagaría con mi vida al mismísimo diablo, si pudiese devolverme tu sonrisa en un día oscuro como hoy.
Sé que juré que jamás me desmoronaría,la gente siempre pensó que era fuerte.Sé que fallé, pero hoy debo confesar que te quise desde el primer día en el que te conocí, desde aquel día en el que crucé una mirada contigo.Lo que jamás pude llegar a pensar, esque serías tan importante para mí.Intenté fingir que lo nuestro no era más que pasajero, sabía que tendría un principio y un final.Que no debía engancharme a tí, que lo nuestro era demasiado imposible.Lo nuestro sería un anuncio de dos minutos en mitad de una película de tres horas.
Pero tu tuviste la culpa, de que todo aquel anuncio, se convirtiese en una película de 27 días.Con toda la adrenalina que puede aparecer en cualquier película de acción, con todo el romanticismo que puede aparecer en la película de casablanca, con todo el humor, que puede aparecer en la mejor comedia jamás escrita.
Que convertiste mi vida en una película, donde todo era real.No era necesario mirarte a través de la pantalla, ni soñar cada noche mirando un póster pegado en la puerta de mi habitación con tu cara.Podía tocarte, podia besarte... podía mirarte, sin miedo a que te desgastases.Podía sonreír junto a tí.
Y hoy solo me queda el recuerdo, un sabor a café y una caja de cigarrillos que se consume mientras te espero.
Porque sabía que si tenias que aparecer, aunque fuese a años luz...aparecerías y me devolverías la sonrísa.
Hoy me queda el recuerdo, y la esperanza y el deseo de que seas feliz, aunque no sea conmigo...pero que alguien consiga hacerte la mitad de feliz de como lo fui yo un día contigo.



Él se acercó a ella, la rodeó por la cintura y la besó suavemente.
-Sabes a fresa.-susurró.
Ella sonrió, mientras bajaba la mirada.
-Me gusta.-dijo, volviéndola a besar.


Ya son 10víctimas del ayer.Ni una más, ni una menos.Cada una de ellas grabadas en mi memoria, en mi piel y en mis labios, a diferente intensidad.
Caprichoso es el ayer, que se encarga de secuestra silenciosamente y sin previo aviso a aquellas personas que algún día despertaron en tí; Una sonrísa de conquista,unas manos frías en mitad de un glaciar,unos labios que encajan a la perfección,unos ojos complices, un primer amor.
10víctimas que se agolpan hoy en mi cabeza sin una razón aparente.Todos pasan frente a mí como una película, de unos sólo recuerdo el nombre, otros pasan con tan poca intensidad que me reslta inimaginable recordar todas aquellas lagrimas que algun dia derrame por el, lagrimas que hoy me dan igual.
Otros permanecen en mi mente unos segundos.Pero sólo uno permanece constantemente.Recordando sus palabras, sus besos, sus susurros, nuestros calentones, nuestros diálogos, e incluso aquellos diálogos que sólo podian entender nuestras miradas.


Pero de todos ellos recuerdo los finales.
10víctimas del ayer, y 10corazones rotos en el ayer.Miento, mi corazón roto en 10ocasiones.
Intentar no caer en ese circulo vicioso, intentar huír si crees estar enamorada , para evitar que ese trocito de tu corazón se haga más grande hasta que consiga desaparecer por completo.
10víctimas del ayer, que hoy vuelven improvisando a mi mente.



10víctimas del ayer.


17 de diciembre de 2010

You're falling,you're screaming, you're stuck in the same old-nightmare!



16 de diciembre de 2010

Suena bien ese acento americano, de fondo en mi recuerdo.

En navidad todo parece perfecto, pero no os dejeís engañar.

15 de diciembre de 2010

La gente va a tener razón.Lo más sensato y realista es que termine ya con esta puta adicción constante a tí.Ah, y tranquilo, ya intentaré pasar el mono como pueda.



14 de diciembre de 2010

Que vuelve la misma batalla que llevamos librando durante toda nuestra vida ;
¿razón o corazón?
Y de nuevo gana la fría razón, al incansable corazón, que lucha cada vez que esta batalla interminable abre fuego.Que aunque lleve perdiendo todas las batallas posibles en dieciséis años, sigue adelante, se cae y vuelve a levantarse, no cuarenta, sino cuarenta mil y una vez.
¿Corazón,cuándo coño te cansarás de luchar?



13 de diciembre de 2010

a tí se te ha cruzado un cable, y eso es lo que te pasa,guapo.
Tras unos cientos de amores imposibles,otros tantos olvidaos y uno sólo verdadero. Después de unas cuantas resacas, unos diferentes estilos de vida, ninguna productiva. Después de caerme mil veces y levantarme dos mil.Después de derramar lágrimas, sobrevivir a base de cubatas,y contar mi vida a un par de folios en blancos. Después de soñar despierta mil y una noches leyendo a Shakespere.
E intentar seguir a los aviones sobre el cielo...Después de todo, el mundo me sigue viniendo grande.

  
Que todos los días miro al cielo cuando es de noche.
Mientras sostengo en mi regazo el teléfono, y la esperanza se convierte en esa llamada que nunca llega.
Esperando a que las estrellas se pongan de acuerdo en organizar un caminito de luces paralelas que me indiquen el camino hacia la felicidad, que me lleven hacia algún 
País de nunca jamás, o algo por el estilo.
Podemos intentar fingir que los aviones que surcan el cielo son como estrellas fugaces, encargadas de cumplir nuestros deseos.Porque sinceramente, me vendría bien un deseo a estas alturas


¿Núnca habeís sentido esa sensación? 



Esa sensación que te protege frente al mundo, que te hace ser completamente inmune ante cualquier complot que decidan hacer contra tí.
Esa sensación de ir andando por la calle y sentir unas irremediables ganas de echar a correr  gritando al mundo entero que estás enamorada.Que la felicidad inunda cada uno de tus capilares, que cada vez que ves su fotografía sientes una alegría tremendamente inmensa, por saber que él, te pertenece, que lo tienes todo para tí, que por fín tu sonrisa sigue permanente.Que hay algo, ahí, que te obliga a permanecer feliz.Que miras a las estrellas pensando que por fín una de ellas se han iluminado con tu sonrisa.Que te sientes tan cerca del cielo, tocando las nubes, mucho más que a tres metros sobre el cielo.





12 de diciembre de 2010

Que sólo soy indispensable para ti cuándo la tasa de alcohol en tu sangre es mayor que tu capacidad para pronunciar dos palabras seguidamente correctas.
Sólo me quieres cuando, ella no aparece.
Sólo te interesa mi cuerpo, cuándo estamos solos en mitad de la noche.
Sólo te muestras cariñoso conmigo cuándo ves que soy diferente a las demás y ves que me alejo de tu lado.
¿Y ahora resulta que no me soportas?
Algún día sabrás quien soy, y que soy lo que todo el mundo espera.

DESPIERTA CHAVAL.

11 de diciembre de 2010





Que si hoy te da por no aparecer, 
no pasa nada.
Alguno de tus amigos,
será incapaz de resistir a mis encantos.
Él le rodeó la cintura con sus brazos, con una espectácular sonrísa que eclipsaba hasta el mismisimo sol que actualmente brillaba en lo alto.Acerco su cabeza junto a la suya, y se apoyo con delicadeza sobre ella mientras ambos iban andando.
-¡Eh! Nada serio ¿de acuerdo?.No soy tu novia, ni estamos saliendo, así que nada de tonterias y frases empalagosas.
Él, se limitó a asentir, y a sonreír maliciosamente, sabía que en un par de días, ambos estarian locos el uno por el otro.



Y derrepente ocurre... algo se acciona, y en ese momento sabes que las cosas van a cambiar.Y es ahí, cuando te das cuenta de que las cosas sólo ocurren una vez..Por mucho que te esfuerces,ya no vas a volver a tener el mismo sentimiento,ya no vas a volver a estar a tres metros sobre el cielo.



Que se ha acabado la ingenuidad,se acabó el llorar por las esquinas.
Que por fin he vuelto a resurgir de mis cenizas.
Que soy provocativa losé.
Que me gusta llevar falda corta para mostrar mis intenciones.
Que me debo a la mala vida, a eso de trasnochar hasta las tantas, beber alcohol hasta que mis neuronas se colapsen, fumarme un paquete de tabaco en una noche, y de vez en cuando algún que otro peta para animar el ambiente.
Que me gusta besar labios ajenos que me alimentan de vida, y también bailar hasta despeinarme, dando vueltas hasta perder el norte y el horizonte.
Que soy un ángel, y me he olvidado las alas en cualquier bar de mala muerte de la ciudad.



Bienvenida a tu nuevo mundo.